El propósito del gobierno federal es que 10% de turistas que lleguen al aeropuerto de Cancún se suban al Tren Maya, con la referencia de que estos últimos meses se llegó a un récord de 30 millones de viajeros en ese punto de llegada, indicó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Recordó que las utilidades serán para pensiones y jubilaciones, tanto del ISSSTE, como de las Fuerzas Armadas, “no es una empresa la que va a obtener las utilidades, particulares. Por eso también –algunos no lo han entendido– decidimos entregar estas obras a una empresa de la Secretaría de la Defensa, para que ellos cuiden que esta empresa pública no pase al sector privado, que no se privatice, pues. ¿Qué es privatizar? Es convertir lo público en privado, así está en el diccionario. Eso ya no lo queremos”.