María Gil
7/04/21

El montaje de parte de las autoridades federales fue uno de los argumentos de la ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Olga Sánchez Cordero, para que la francesa Florence Cassez, sentenciada a 60 años de prisión por secuestro, fuera liberada.

El 9 de diciembre del 2005, las dos principales cadenas de televisión en México transmitieron en vivo un operativo de policías federales para liberar a secuestrados y arrestar a los captores en las afueras de la Ciudad de México.

El noticiero matutino Primero Noticias de Televisa con Carlos Loret de Mola, mostró imágenes del terreno donde se llevó a cabo la operación: el rancho Las Chinitas, en la delegación Tlalpan, ubicada al sur de la capital.

Las autoridades rescataron a tres personas y arrestaron a Israel Vallarta, líder de la banda Los Zodiaco, y a su novia, la ciudadana francesa Florence Cassez.

"Yo no tengo nada que ver, no soy su esposa, yo no sabía nada", respondió Cassez a un reportero ante las cámaras.

Meses después, la francesa denunció que el operativo de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) ocurrió una mañana antes.

Cassez dijo que la mantuvieron en un vehículo durante toda una noche y que a la mañana siguiente la llevaron al rancho donde supuestamente fue escenificada su captura.

El entonces titular de la AFI y actual secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, admitió el 5 de febrero de 2006 en un programa de Televisa, que durante el rescate de las víctimas no había prensa y que a petición de los medios se mostró "cómo fue el ingreso a la casa de seguridad".

Tras la declaración del funcionario, Televisa despidió al reportero que cubrió esa mañana el operativo, Pablo Reinah, luego de que fue acusado junto con otros empleados de la compañía de planear con las autoridades la escenificación.

En una carta enviada entonces a los medios, Reinah  dijo que nunca se enteraron que se trataba de una recreación y que fue “sorprendido por las autoridades de la AFI, que ahora pretenden hacernos creer que un reportero puede ordenarles cómo y cuándo hacer su trabajo”.

La Procuraduría General de la República (PGR) admitió en marzo de 2007 que el periodista —quien presentó una denuncia ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos— nunca fue informado de que el operativo era un montaje.

Luego de la resolución de la PGR, Reinah y Televisa llegaron a un acuerdo que puso fin a una demanda entablada por el periodista contra la empresa, cuyos términos no fueron dados a conocer.

Según las autoridades, Cassez trabajaba en un hotel cinco estrellas de la ciudad de México, posición que aprovechaba para extraer datos de sus posibles víctimas y compartirlas con su novio, Israel Vallarta.

Sánchez Cordero explicó que durante el montaje de la detención los supuestos secuestradores, se ve como la policía entra al rancho para detener a una presunta banda de secuestradores llamada, Los Zodiacos y el operativo se transmitió por televisión abierta.

“Es importante aquí destacar que lo que acaba de pasar también y que ustedes fueron testigos de la declaración de Genaro García Luna, cuando reconoce públicamente que esta detención de los presunción de los presuntos plagiarios fue una escenificación ajena a la realidad”.

Además indicó que Genaro reconoció que Cassez y su pareja habían sido detenidos desde un día antes de la escenificación televisiva, “él mismo declara en televisión abierta que fue un montaje”.

Destacó que la Suprema Corte determinó y utilizó la palabra de “escenificación ajena a la realidad”. Por su parte, ella destacó que se trató de una “escenificación burda absolutamente y violando todos los derechos”.

Manifestó que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia, determinó que los derechos que se violaron en contra de la francesa son:

1.- Derecho de la presunción de inocencia

2.- Derecho a ser puesto a disposición inmediata del Ministerio Público.

3.- Derecho que tiene todo extranjero a la notificación contacto y asistencia consular.

Vallarta sigue detenido, sin sentencia desde 2005, a la espera de que su caso se resuelva. Cassez, por su parte, fue liberada gracias al amparo que la Suprema Corte (SCJN) le otorgó en 2013, bajo la ponencia de Ministra Olga Sánchez Cordero, debido a la violación en el debido proceso de la mujer, que había sido condenada a 60 años de prisión por un montaje que esconde los nexos de Genaro Garcia Luna con el tráfico ilegal de armas en el extranjero, durante el sexenio de Felipe Calderón.