15/12/22

Los consejeros del INE, en conferencia de prensa se opusieron al Plan B de la reforma electoral del presidente AMLO, argumentando que la reforma está plagada de vicios de inconstitucionalidad, sentenció Lorenzo Córdova.

Entre los daños que vislumbran los consejeros en la iniciativa de reforma del presidente López Obrador resalta la eliminación del 84.6 por ciento del personal del Instituto, lo que impactaría directamente a los tiempos electorales, a la organización de los comicios, el trámite de las credenciales de elector, el manejo del padrón electoral, las acciones contra la violencia política de género y el monitoreo de medios, por mencionar algunos.

Sobre esto, el consejero Ciro Murayama expuso que, sólo en lo referente al padrón electoral, la reforma contempla despedir a 760 de los 792 vocales del registro, con lo que quedarían sólo 32 personas para operar una base de datos de 95 millones ciudadanos, lo que es una “misión imposible (y pone al) padrón en riesgo” ante los eventuales esfuerzos del gobierno federal para traspasarlo a la Secretaría de Gobernación (Segob).

La eliminación de plazas, alertaron, se replica en todas las áreas del INE, pues en el servicio profesional de carrera se estarían despidiendo a dos mil 175 trabajadores, lo que viola los derechos laborales del personal del órgano electoral, quienes podrían presentar recursos de apelación ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).