Durante el sexenio de Vicente Fox, Genaro García Luna recibió mensualmente entre un millón a millón y medio de dólares, como pago por colaborar con el Cártel de Sinaloa, otorgándoles información de inteligencia, hecho que fue etiquetado como traición a los gobiernos de México y Estados Unidos e incluso al crimen organizado.

Dichos hechos fueron revelados durante el juicio contra Genaro García Luna que se sigue en Estados Unidos, por narcotráfico.