Maria Gil.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que, con la colaboración del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, cuyo proceso de extradición está en curso, se podría esclarecer "un gran fraude" cometido en la aprobación de la reforma energética.

Conforme se acerca la extradición pactada de Emilio Lozoya Austin a México surge en los documentos judiciales información más detallada sobre cómo ese personaje –integrante del círculo cercano de Enrique Peña Nieto y director de Pemex en su sexenio–, protegido por un manto de impunidad, aprovechó su situación para hacer negocios sucios.

El otro pacto al que llegó Lozoya para ponerse en manos de las actuales autoridades mexicanas supone que dará toda la información en su poder para ir al fondo de las tramas de corrupción que involucran a Pemex. Con ello busca aligerar la posible sentencia que se le imponga por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, defraudación fiscal y cohecho, documentadas en las dos órdenes de aprehensión que pesan sobre él.