María Gil.

Las farmacéuticas Pfizer y BioNTech anunciaron este miércoles la firma de un acuerdo con el Departamento de Salud y de Defensa de Estados Unidos por 1.950 millones de dólares para asegurar cientos de millones de dosis de la vacuna del coronavirus para los estadounidenses.

Bajo el acuerdo, el Gobierno recibiría en primer lugar 100 millones de dosis de BNT162, el proyecto de vacuna en el que trabajan conjuntamente ambas compañías, una vez fuese aprobado por al Administración de Alimentos y Fármacos de EE.UU.

Así mismo, la universidad de Oxford en alianza con AstraZeneca desarrolló una vacuna probada en humanos con efectividad la cual será vendida "a precio de costo" en todo el mundo, indicó el director del laboratorio farmacéutico británico, que espera entregarla "antes de fin de año".

"Nuestro objetivo es suministrar la vacuna a todo el mundo, tenemos un objetivo que es también hacerlo sin beneficio, o sea que entregaremos la vacuna a precio de costo en todo el mundo", declaró a RTL Pascal Soriot, director general da AstraZeneca.

"A precio de costo será a cerca de 2,5 euros la unidad", agregó. El grupo estadounidense Johnson & Johnson espera hacer lo mismo, mientras que Pfizer, Merck y Moderna confirmaron el martes que no venderán sus vacunas a precio de costo, durante una audición en el Congreso estadounidense.

Los primeros ensayos clínicos de la vacuna de AstraZeneca produjeron una respuesta inmunitaria importante y demostraron ser seguros para los pacientes. Su eficacia debe ser establecida en un ensayo de fase 3, con un número de participantes mucho más importante, antes de plantear su comercialización a gran escala.