Jorge Montejo
12/10/20

Se vive una revolución de las conciencias, nunca en la historia de México han existido tantas personas conscientes y despiertas como ahora. El pueblo manda. 

Pero por otro lado, la clase política enfrenta un hartazgo popular como nunca se había respirado en la historia. Vivimos una época donde los políticos no representan a nadie dentro de la sociedad; sin embargo, son arropados por una maquinaria que se aprovecha de la ignorancia y la necesidad de la gente para comprar voluntades.

Al PRI no le importa que su candidato sea popular o impopular, "la gran máquina" puede fabricar a cualquiera con toneladas de dinero. Al PRI no le importa que estemos en los últimos lugares en todo, "la gran máquina" puede comprar voluntades para desvirtuar la realidad y hacernos creer que vivimos en el mejor de los mundos.

Pero a pesar de que “la gran máquina” tenga todos los recursos económicos para desviar los valores y principios de algunos ciudadanos, Hidalgo despertó… 

Los ciudadanos ya no quieren ser gobernados por políticos del PRI, pero la gran máquina compra a la oposición para dividirla.

Por lo anterior, dicen los que saben que se viene una limpia en Hidalgo; en las próximas elecciones municipales ganará quien tenga que ganar y perderán los políticos oportunistas que deben ser enviados al basurero de la historia, ya que que sólo buscan su interés personal, inclusive dentro del partido de AMLO 🧓🏽