Jorge Montejo
18/11/20

Es verdad Morena no ganó la gran mayoría de las presidencias municipales en Hidalgo, pero estuvo a punto de hacerlo, por eso la guerra sucia contra el partido de AMLO aumenta de nivel. 

De ser un partido nuevo con casi ninguna representación, ahora se convirtió en la segunda fuerza política del estado de Hidalgo. El error de la dirigencia es no haberle dado juego a los que en verdad representan capital político para AMLO y no solo jugar con Grupo Universidad.

Así mismo, es importante mencionar que con las elecciones pasadas se pagaron facturas a ciertos grupos políticos, por lo que, la derrota acelerará la limpia en Morena Hidalgo, ya que AMLO, la dirigencia nacional, obradoristas y simpatizantes abandonaron a los oportunistas en la pasada elección municipal. 

Por lo anterior, los morenistas y simpatizantes deben tener presente que buscarán dividirlos, pero ya debieron aprender la lección, toda vez qué hay tiempos y momentos para todo en la política, inclusive para la competencia interna, pero ahora son momentos de unidad.

La izquierda, solo podrá ganar si está unida, la estrategia del PRI-Gobierno será la división y la compra de voluntades, enfrentando a Morena internamente; sin embargo, el presidente 🧓🏽 ya se dió cuenta cómo juegan en Hidalgo y su capital político no será para vulgares oportunistas.