Jorge Montejo
15/01/21

La excandidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Rodham Clinton, estuvo presente en la Conferencia de América Latina que organiza la institución financiera Santander, a la cual Nuevo Gráfico tuvo acceso. 

En dicho foro, se platicaron temas de relevancia como las elecciones en Estados Unidos, la irrupción al Capitolio, la política exterior del presidente electo Joe Biden, la relación comercial con China, además de la relación comercial con México y la inmigración proveniente de Centroamérica.

Clinton expresó molestia frente al ataque deliberado del Capitolio, mostrando sentimientos de tristeza por los trabajadores que corrían por sus vidas, además de cuestionar cómo es que un líder de la talla de un expresidente atacó los valores, normas y las instituciones de los Estados Unidos, perpetuando una mentira que llevó a muchos estadounidenses a un movimiento en el que salieron a la capital a marchar en su nombre.

Clinton recalcó que el presidente entrante Joe Biden tiene como prioridad la pandemia del coronavirus, buscando programas de apoyo adicionales para que las familias logren sortear el entorno. Además, se habló de la importancia de la reactivación económica, en la que el nuevo presidente electo busca un gran programa de infraestructura como creador de empleo y una fuente futura de inversión. Además, en la política exterior también se está considerando el cambio climático, señalando que Estados Unidos se volverá a apegar al Acuerdo de Paris del que Trump se desistió, resarciendo las afectaciones y haciendo mucho énfasis en las energías limpias, para así crear más empleos en país más sustentable.

En cuanto a China, existen áreas de interés común entre ambos países, siendo que se trata de la relación con mayor trascendencia para Estados Unidos y el Mundo. Se deberán continuar con las negociaciones comerciales, invitando a aquel país a que tome posiciones más activas en temas en los que no ha participado en foros globales.

Con relación a México, Clinton señaló que la relación con México es particular, esperando que continúen las medidas conjuntas. Por un lado el T-MEC logró renegociarse y funcionará como una herramienta para fortalecer la relación comercial entre ambos países. Y por el otro lado, le preocupa el tema migratorio de corto plazo, además de señalar la decisión del gobierno sobre la detención del ex general de seguridad Cien Fuegos. 

La violencia en México no ha mitigado la impunidad que aún tienen los carteles de la droga, se trata de un problema profundo para la sociedad mexicana que interfiere con las actividades del gobierno para tratar de crear una base estable para la economía. Por último, señaló que México podría ser un centro de energía renovable, al contar con muchos de los atributos necesarios para producir energía solar y eólica, considerando que hay formas de incentivar al país para que comience a moverse hacia una economía energética más moderna.