Lo que importa es la persona, no los partidos políticos.



17/02/21

Hasta hace unos meses, pensamos que íbamos a estar escribiendo constantemente sobre el tema, de forma apasionada, una y otra vez, para compartir lecturas y pensamientos sobre el proceso electoral.

Creo que mucho tiene que ver la calidad de las candidaturas y aspiraciones que tenemos. Muchos de nosotros no estamos entusiasmados con ninguno de los candidatos que se están fraguando en los partidos.

Observamos chapulines 🦗 brincar de un partido a otro, políticos sin ideales 💰 que del PRI se trasladan a Morena, mientras que en los partidos de derecha, conformados por el PRIANRD, los mismos de siempre buscan las diputaciones.

Algunos están pensando en ejercer el voto útil, a otros nos comienza a pasar por la cabeza incluso la idea de anular el voto, situación que es un error también. Muchos queremos un cambio y estamos hartos del sistema político actual, pero las opciones que pretenden representarlo dejan muchísimo que desear.

No hay nada, y no lo hay porque tenemos una clase política 🐀 totalmente desprestigiada a la cual remata esa crisis de representatividad que se propaga por todo Occidente.

Las elecciones se han vuelto muy predecibles. Era predecible que los opositores de AMLO 🧓🏽 (sobre todo el PRI) fueran a lanzar una campaña de guerra sucia y es predecible que no va a funcionar.

Desde hace tiempo había comentado en este espacio que si ningún partido postulaba a un candidato honorable que representara una ruptura con el ethos político actual, MORENA, con todo y los desechos del PRI puede ganar, o peor aún el partido de los dinosaurios puede gobernar otro sexenio más. 

Los formatos de debate mejoraron bastante, ciertamente, pero no la calidad de los candidatos a los que les queda grande el escenario.

Los formatos novedosos solo están sirviendo para exhibir la pobreza de los políticos 🐀 que tenemos, quienes prometen hasta lo que no porque no conocen otra forma de llamar la atención de sus electores.

Hemos visto a cierto sector de la clase intelectual despojarse de su espíritu crítico para aferrarse ciegamente a un candidato o partido, aunque para ello tengan que torcer la realidad, como sucede con algunos medios de comunicación que ya se definieron con partidos políticos 🐀

El bajo nivel discursivo del debate, tanto por los candidatos, políticos, los estrategas de campaña e incluso los electores, es otra razón por la cual las elecciones nos tienen hartos. Ver las redes sociales llenas de fake news, los rumores falsos, las mentiras y las calumnias, termina por ser cansado. En unas elecciones se definen muchas cosas y parece que nuestro país no está a la altura de su propia circunstancia.

También es frustante ver la tremenda polarización a cambio de nada, por unos aspirantes que poco representan a los ciudadanos, que están ahí gracias a AMLO, ya que la gran mayoría continúa vigente por el oportunismo.

Morena quiere combatir al PRI siendo como el PRI, abrió sus puertas, pero sólo con el objeto de legitimar a los mismos de siempre, dándole cabida y preferencia a políticos corruptos 🐀 por encima de ciudadanos que han luchado honestamente, los cuales han sido rechazados por el sistema, pero hacen política desde la ciudadanía en este tipo de espacios o desde sus trincheras.

Sin embargo, la desilusión en todos los partidos y sectores de la actual política puede generar la verdadera transformación, donde el ciudadano se de cuenta que lo que importa es la persona 🙋🏻‍♂️🙋🏽‍♀️ y no los políticos 🐀

En este orden de ideas, AMLO 🧓🏽, debe dejar un país para que gobiernen los ciudadanos comprometidos, con verdadero amor a la patria y humanismo, no los oportunistas, ya que, por congruencia, él siempre estuvo en contra de los partidos políticos.