María Gil
05/04/21

En este proceso electoral 16 mil 603 chapulines dejaron sus partidos de origen para sumarse a otras fuerzas políticas en la búsqueda del poder por el poder.

Ante la inconformidad de militantes y simpatizantes de los partidos políticos, desde agosto de 2020 el fenómeno del chapulineo afecta a todos, pues el transfugismo se encuentra presente en todas las entidades federativas, pero hasta el momento Campeche, Hidalgo, Durango, Estado de México, Michoacán, Nuevo León y San Luis Potosí son los estados donde más chapulines políticos se registran.

Es importante mencionar que seguimos igual que antes en materia electoral, no se ve la cuarta transformación, ni una renovación de la clase política, ya que en todos los partidos siguen siendo los mismos de siempre los que buscan gobernar, sólo se cambian de camiseta para engañar a la gente.

El sistema electoral se encuentra agotado en México, los partidos se mueven por intereses económicos y de poder, por encima de la ideología y sus principios; por ningún lado se ve esa definición ideológica, ya que los chapulines brincan de un lugar a otro en la búsqueda del beneficio personal.