25/01/22

La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó un cambio de medida cautelar para que Gerardo Sosa Castelán, expresidente del Patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, abandone el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, por cuestiones de salud.

Como se recuerda, Sosa Castelán está recluido desde el 31 de agosto de 2020, luego de ser detenido y vinculado a proceso por los presuntos delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita por 58 millones 200 mil pesos, sin embargo, poco a poco ha ido solventando el monto por el cual es acusado. 

A finales del año pasado Gerardo Sosa argumento ante el Juez que padece hipertensión y ha sufrido preinfartos, por lo que pidió que se le suministren medicamentos y se le practiquen los estudios de laboratorio que requiera.

Incluso se comenta que Gerardo Sosa se ha desvanecido cinco veces en los pasillos del Altiplano, tiene mareos, ansiedad, presenta problemas en la columna vertebral, y tiene miedo de levantarse y caerse.