20/09/22

Con los acontecimientos políticos que se sufren actualmente en nuestro país pareciera que se vive en el lado correcto o equivocado de la historia dependiendo del lado en que se esté. Es decir, los partidarios de la llamada “cuarta transformación” están seguros de que, en el devenir histórico nacional, viven dentro de la vanguardia histórica, de la realidad, simplemente del lado correcto.

Pero otra parte de la población mexicana que en absoluto está de acuerdo con la transformación, sí, pero de cuarta según argumentan juran que el lado correcto de la historia es en absoluto convertirse en morenista y si el defender las instituciones democráticas que tanto ha costado a los mexicanos conseguir.

¿De verdad podemos saber cuál es el lado correcto de la Historia? Todos creemos estar situados en él. No he conocido a nadie que afirme: vivo en el lado equivocado, salvo los cínicos, pero su palabra poco vale.

Todos creemos que los que no piensan como nosotros están equivocados, pobres, viven en el error, no se han dado cuenta. Hay espíritus lúcidos (Koestler, Paz) que reconocieron haber vivido equivocados, una vez que abrieron los ojos (“el bien, quisimos el bien”). Qué difícil es saber de qué lado vive uno. Los que asesinaron a Julio César (“¿tú también, Bruto?”) fueron considerados durante siglos héroes que acabaron con la vida del tirano, hoy Marco Bruto es considerado un traidor, un magnicida. Los comunistas de la era de Lenin creían vivir en la tierra prometida (“he visto el futuro y funciona”, dijo Lincoln Steffens luego de visitar la Rusia soviética).

¿Soy progresista o reaccionario por oponerme al gobierno? Reaccionario para unos, progresista para otros. El reaccionario de hoy puede ser visto mañana como progresista, y viceversa. Lo mejor sería ver la propia posición con algo de escepticismo: Al apoyar a este personaje o a esta idea, ¿no estaré cometiendo un error? Si la Historia, vista hacia el futuro, no tiene guion, tampoco lo tiene para el pasado.

¿Los conquistadores españoles actuaron bien porque insertaron a los pueblos americanos en la historia del mundo o actuaron mal porque acabaron con una civilización diferente? ¿Cuál es el centro a partir del cual juzgamos? Objetivamente no existe ese centro.

Mi lugar “correcto” en la Historia puede cambiar sin que yo me mueva debido a que alguien cambió las coordenadas que servían de referencia.

Vivir en el error a sabiendas debe ser insoportable. Borges cuenta la historia del bárbaro que al ver los capiteles y las columnas de la ciudad romana se cambió de bando y luchó hasta la muerte del lado de Roma. Los conversos son ejemplo de personas que se dan cuenta de que viven en el error y rectifican, aunque hay muchos casos de conversiones forzadas o de conversiones por interés o por miedo.

Todos creemos estar en el lugar correcto (¿si no por qué estaríamos ahí?). Es como un mecanismo de defensa frente al mundo, con la excepción de espíritus notables (“en tu lucha contra el mundo, ponte del lado del mundo”, escribió Kafka). Ahora mismo, al escribir esto, ¿lo estoy haciendo desde el error o desde el lado correcto de la Historia?

¿Estás del lado correcto o no?... Es inquietante y sin embargo sólo el tiempo lo decidirá creo yo.