Autoridades federales y estatales que tendrán incidencia en el proceso electoral del Estado de México para renovar la gubernatura, así como líderes de los partidos que están contendiendo, signaron un convenio de “integridad electoral”, con llamados y promesas mutuas de respetar las reglas democráticas del juego para la contienda del 4 de junio, mediante un pacto de 12 compromisos que buscan sobre todo garantizar la equidad, la libertad ciudadana, respetar las leyes y prevenir la violencia, para que los comicios no se desborden.

Al clásico estilo del PRI, tratarán de controlar la elección en el Estado de México; sin embargo, los líderes de opinión y medios de comunicación libres, podrán manifestarse en dicha elección.