Integrantes del Movimiento Progresista Hidalguense, se reunieron para definir las rutas de las auditorías ciudadanas que se practicarán en municipios y dependencias públicas del Estado de Hidalgo, llegándose al acuerdo que servidores públicos que no hagan entrega de la información requerida serán exhibidos como poco transparentes y opacos ante la opinión pública, además de las batallas legales que se ejercerán en su contra. 

De igual forma se acordó la integración de un equipo mediático para darle transparencia a las auditorías.