El futuro candidato del PT a la gubernatura de Coahuila, acusó a Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, de corrupción atribuyéndole negocios relacionados con consultorías en campañas electorales, para manipular encuestas. 

Respecto a su adversario morenista, Armando Guadiana Tijerina, expresó que tiene pacto con el gobernador Miguel Ángel Riquelme, emanado del PRI así como con el precandidato de ese partido, Manolo Jiménez Salinas y los Moreira. 

En ese contexto, Mejía reviró implícitamente al presidente López Obrador, diciendo que, así como se hacen consultas sobre el aeropuerto, el Tren Maya o la Revocación de Mandato, se podían hacer consultas a las bases o elecciones internas de los partidos.

“Él se ha dedicado al mercadeo de candidaturas, a tratar de colocar sus negocios, sus consultorías en los aspirantes”, dijo el exsubsecretario de Seguridad, comparando a Delgado con Los Chuchos, del PRD.

Respecto a que el presidente AMLO expresó en su mañanera que Mejia se fue sin decir adiós, el candidato del PT expuso: 

“Puedo entender que a veces haya incomprensión e incluso molestia… Desde la Ciudad de México es muy fácil opinar, cuestionar, pero ellos no saben lo que vive Coahuila, no saben el régimen de corrupción de los Moreira, los hechos de violencia, desapariciones, falta de libertades, persecución política. Eso no lo saben, para ellos es muy fácil opinar y cuestionar”.

Por lo anterior, y con todo el respeto para el presidente AMLO, Monreal y secuaces se encuentran infiltrando gente en Morena que terminará con su movimiento, destruyendo a sus bases, por la falta de ideología política de esos actores que se conducen bajo la hipocresía y le entregarán todo a sus ídolos de la derecha.