Ciudadanos en Estados Unidos acusan a su gobierno de generar un distractor con el tema de los Ovnis y globos voladores, ya que el pasado 3 de febrero en Ohio se descarriló un tren con 100 mil galones de cloruro de vinilo, ocasionando lluvia tóxica que envenenó el agua, tierra y aire, generando una catástrofe ambiental como la de Chernobíl en donde van más de 15 mil especies muertas.

De esta forma, los gobiernos siempre han usado la doctrina del shock como misión creep, para generar temor en la masa y distraerla de los verdaderos problemas.