María Gil
20/12/20

La avenida principal de Puerto Vallarta, el corazón del segundo centro turístico de México 🇲🇽, se ha convertido en los últimos años en el patio de correrías del crimen organizado. 

La madrugada del viernes, el exgobernador Sandoval fue ejecutado a balazos en un bar de moda. Tres semanas antes, un empresario fue secuestrado cuando volvía a su casa y a los pocos días apareció el cadáver en una cuneta. 

En verano, un comando interceptó a una decena de turistas al ser confundidos con miembros de un cartel rival. 

Y hace cuatro años, dos hijos de El Chapo Guzmán fueron secuestrados en otro restaurante a 500 metros de donde hace dos días acribillaron al exgobernador Sandoval.

Todo lo sucedido en Puerto Vallarta impactará de forma negativa el turismo del segundo puerto más importante 💰 del país, por lo que se deben emprender acciones inmediatas ante el incremento del crimen en México.