#Opinión | Alonso Quijano.
28/07/21

Es del dominio público que el líder de Grupo Universidad se encuentra enfrentando un proceso judicial, donde fue vinculado por los supuestos delitos de delincuencia organizada, defraudación fiscal y operaciones con recursos de procedencia ilícita por 58 millones 245 mil 948 pesos, hechos que el Gobierno del Estado de Hidalgo celebra.

De igual forma, a Gerardo Sosa un Juez federal le ha concedido la suspensión para el efecto de evitar ser trasladado al penal "El Altiplano", por lo que su situación legal continua en suspenso, así como el monto de las cuentas congeladas poco a poco se van subsanando, además ya aprendió a ser solidario con sus compañeros de lucha, toda vez que cuenta con la estructura política más grande de Hidalgo. 

En este orden de ideas, para los que creen que Sosa está muerto políticamente, se comenta en algún sector que Gerardo Sosa podría quedar en libertad  antes de las elecciones de gobernador de 2022; sin embargo, continúa moviendo los hilos desde su retiro. 

De probar su inocencia, Gerardo Sosa, daría un revés a toda esta trama política donde lo que realmente se encuentra en juego es la gubernatura de Hidalgo.

Asimismo, AMLO 🧓🏽 podría tener un as bajo la manga en Hidalgo, si así lo requieren las circunstancias. 

Dice el refrán político: ahí va un muerto; sin embargo, ese muerto goza de cabal salud.