Maria Gil
26/07/21

Litigar contra el Estado mexicano convirtió a decenas de abogados en blancos de espionaje durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, de acuerdo con una revisión realizada por Pegasus Project entre los 15 mil números telefónicos que fueron ingresados en la plataforma del software espía Pegasus para su operación en México.

Los posibles objetivos del espionaje intrusivo con el spyware de NSO Group, el cual fue adquirido en México por la Procuraduría General de la República (PGR), el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), ocurrieron entre septiembre de 2016 y junio de 2017, de acuerdo con los registros a los que tuvo acceso esta investigación periodística.

Es importante mencionar que la mayor parte de los intentos de infección contra litigantes provienen de mensajes de texto que los propios afectados resguardaron, los cuales cuentan con características similares a los que se han usado contra otras víctimas ya confirmadas del programa espía.

Los abogados penalistas Eduardo Amerena y Guillermo Barradas explicaron que los intentos de intrusión a sus comunicaciones privadas coincidieron con acciones de seguimiento físico en su contra realizadas por agentes del Cisen.

De la misma forma el abogado hidalguense, Julio Gálvez, mostró a este semanario una serie de mensajes de texto que fueron enviados a su teléfono celular cuando litigó un asunto contra las notarias otorgadas por el ex gobernador Francisco Olvera.