02/08/21

Con la consulta popular del pasado domingo 1 de agosto para enjuiciar a los expresidentes, inició formalmente la democracia participativa en México.

Si bien es cierto la consulta no alcanzó un 40% de participación ciudadana para ser formalmente vinculante, la realidad es que más de 6 millones de ciudadanos participaron, lo cual es un excelente inicio para esta nueva forma de participación democrática donde se le pregunta al pueblo sobre la toma de decisiones gubernamentales.

Sin embargo, hay grupos opositores que no quieren que se le pregunte a los ciudadanos sobre las decisiones de los gobernantes, como sucedió con el INE que no instaló las suficientes casillas argumentando falta de presupuesto.

Así mismo, hay quienes argumentan que la ley no se consulta; sin embargo, no se consultó la ley, se consultó al ciudadano si quiere se investiguen actos de corrupción de políticos del pasado.

De esta forma, aunque la Consulta popular no haya sido vinculatoria, no se descarta la posibilidad de que existan juicios contra expresidentes 🐀, ya que la autoridad debe actuar cuando tiene pruebas, conforme a derecho.

En este orden de ideas, la democracia no contempla sólo el derecho a votar y ser votado, sino la forma como se limita el poder y se toman las decisiones de gobierno, preguntándole al pueblo y no ejecutando acciones autoritarias que muchas veces afectan a los ciudadanos como sucedió con el Fobaproa.

____________
Fotografía tomada en la huasteca hidalguense, compartida por Dino Madrid en redes sociales.