Simulación democrática por acuerdo político.

 

Jorge Montejo
04/12/22

De conformidad con una solicitud de acceso a la información, Nuevo Gráfico solicitó al senado de la República que informara el status de la petición de desaparición de poderes que realizaron diputados de morena de la anterior 64 legislatura del Congreso del Estado de Hidalgo, en términos del artículo 76, fracción V, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En este orden de ideas, el Senado informó, que no existe registro de solicitud alguna ante la oficina de correspondencia de esa institución sobre el tema, toda vez que dicha petición jamás fue formalmente ingresada.

No debe pasar desapercibido, que diputados locales de morena acudieron con Ricardo Monreal para realizar dicho trámite al existir invasión de esferas del Poder Ejecutivo al Poder Legislativo local, así como represión y quebranto del orden constitucional; sin embargo, el senador nunca ingresó dicha petición de la legislatura por lo que negoció con los senadores hidalguenses y con el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, frenar la desaparición de poderes de esa entidad federativa, ¿A cambio de qué?

En en este orden de ideas, no debe pasar desapercibido que en política la traición es una actividad cotidiana, por ejemplo, los priistas durante años consideraron a Ernesto Zedillo uno de los peores traidores por haberle entregado al PAN la presidencia de la república en el año 2000, sin embargo, a Vicente Fox lo absorbió el sistema y nunca existió un cambio ya que representó más de lo mismo.

Lo anterior, podría sucederle a Omar Fayad, ya que para evitar ser destituido en 2018, tuvo que negociar con Ricardo Monreal en el senado de la república, quien apadrina al expriísta Julio Menchaca Salazar, precandidato de morena a la gubernatura impulsado por Omar Fayad, tal como se observó en su informe de actividades, donde morenistas, simpatizantes de AMLO y ciudadanos que han luchado por la democracia fueron discriminados y desplazados por ex priistas y empresarios priistas que le han lavado dinero al Grupo Hidalgo.


Ricardo Monreal al igual que Menchaca fue un priista destacado que ha sabido moverse al ritmo de la música que suene en el momento, una política basada en el oportunismo, sabe sus tiempos, es astuto y retorcido; sin embargo, no es el consentido del Presidente y menos de Claudia Sheinbaum, por lo que si no se ocupa no pasará de senador en 2024.

Monreal no corrió la misma suerte que Morena y Sheinbaum en la CDMX. Monreal sí ganó y le ganó a Morena, eso lo saben todos en su partido y en Palacio Nacional. Monreal los traicionó sin pudor alguno. Les arrebató una importantísima alcaldía que se sumó a las otras derrotas en la capital. Ricardo Monreal es uno de los factores de la estrepitosa caída de Morena en la CDMX. Los morenistas capitalinos acusan traición de Monreal. El Presidente también.

Mientras tanto, en Hidalgo, comienza a circular la narrativa de que la transición se dará por medio de pactos políticos y no de forma democrática, por lo que será más de lo mismo, Menchaca se convertirá en un soldado de Monreal en la búsqueda de la Presidencia de la República junto con ex priistas y ex panistas que lo acompañan, desplazando a quienes han luchado por la democracia.