El Departamento de Justicia de Estados Unidos entregó a la Corte Federal de Nueva York más evidencias que incriminan a Genaro García Luna de haber cometido narcotráfico.

De acuerdo con información en poder de este medio, se presentó la identidad de otros 19 potenciales testigos incriminatorios y los documentos probatorios de tres de estos.

Entre las pruebas obran 17 llamadas telefónicas con miembros del cartel de Sinaloa, donde queda expuesta la complicidad del gobierno para permitir operar a los narcotraficantes . 

Lo más importante de lo anterior es que, dentro de las pruebas resaltó el nombre de Felipe Calderón y EPN, ya que durante sus sexenios el narcotráfico se convirtió en una política de Estado.