10/12/22

El debate​ es el resultado de un acto de comunicación en el que dos o más personas opinan acerca de uno o varios temas y en la que cada uno expone sus ideas, por lo que este tipo de ejercicios fortalecen las democracias, ayudan a clarificar las verdaderas intenciones de los políticos, conocer sus ideologías, pero sobre todo como van a dirigir los gobiernos que representarían.

En este orden de ideas, durante la semana el presidente López Obrador avaló que las corcholatas morenistas realicen debates para dar a conocer sus propuestas; sin embargo, les pidió tener cuidado de no caer en actos anticipados de campaña.

Ebrard lanzó el llamado

El llamado a entablar un debate fue lanzado desde el pasado mes de octubre por el canciller Marcelo Ebrard, extendiendo está invitación a Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado de la República y a Gerardo Fernández Noroña, diputado federal del Partido del Trabajo (PT).

Durante una entrevista con The New Yorker, Ebrard propuso debates entre aspirantes a la candidatura presidencial para que cada uno exponga su proyecto de país.

Tanto la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheibanum como el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, ya han aceptado el llamado a debatir.

¿Qué dicen los estatutos?

En los estatutos de Morena, reformados este año, se establece que el candidato del partido será electo mediante encuestas, pero no menciona nada sobre debates previos entre los aspirantes.

Ebrard ha precisado que próximamente se reunirá con Mario Delgado, presidente de Morena, para hacerle un “planteamiento oficial” sobre la realización de estos debates entre precandidatos.

Por su parte, el presidente de morena, ha manifestado que no debe dejarse a nadie a fuera que aspire a la candidatura a la presidencia de la república para 2024.