María Gil.

La Secretaría de Gobernación involucró al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, en la presunta ejecución extrajudicial del ciudadano Giovanni López, quien fue detenido por policías del municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos, presuntamente por no utilizar cubrebocas, y apareció muerto horas después.

“El hecho se da en el contexto de las medidas restrictivas implementadas por el gobernador de Jalisco para hacer frente a la pandemia (de covid-19), que incluyen el uso de la fuerza pública y que llevó a la comisión de abusos por parte de la autoridad”, subrayó la dependencia, aludiendo al gobernador del partido Movimiento Ciudadano.

Y dio a conocer que, de acuerdo con información proporcionada por familiares de la víctima, “los elementos ministeriales se llevaron detenido a quien identificaron como trabajador de la construcción y que al día siguiente fue reportado como fallecido”.