Jorge Montejo

5 de octubre de 2020

Está a “salto de mata” el contador Francisco Natalio Zamudio Isbaile, ya que existe una orden de aprehensión en contra del tesorero del Patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), quien era el encargado de las finanzas de la institución y quien está ligado a la "Sosa Nostra" (Grupo Universidad) por su presunta responsabilidad como operador financiero en el delito que investiga la Fiscalía General de la República (FGR) por delincuencia organizada y operaciones con recursos ilícitos por $58.2 millones de pesos. 

La misma FGR define a Francisco Zamudio como el “segundo” al mando de la organización delictiva que busca la gubernatura de Hidalgo, a través de diferentes partidos políticos.

A sus 74 años de edad, las autoridades federales están investigando el origen de sus propiedades, donde han detectado tres domicilios en Pachuca, Hidalgo:  un edificio y un restaurante ubicados en el Boulevard Valle de San Javier; un lujoso departamento en Punta Diamante en Acapulco, Guerrero; y un terreno en el municipio de Zapotlán de Juárez, Hidalgo. 



A la par de estas investigaciones y con orden de aprensión, el contador Natalio Zamudio trata de promover un segundo amparo el cual se encuentra en espera de ser admitido. 

La FGR imputó a Gerardo Sosa Castelán, Maria Luisa Monsalvo Sierra, María Cruz Campos Álvarez, Juan Manuel Hernández Gayosso y a Natalio Zamudio Isbaile de utilizar una empresa fachada para esconder recursos de la UAEH entre 2011-2018, a través de la empresa Contabilidad del Siglo XXI.

__________________
Fotografía del contador Zamudio tomada de la Silla Rota.