Jorge Montejo | Trastienda.


El Senado de la República mantiene congelada la iniciativa de reforma al Poder Judicial de la Federación, cuyo objetivo es combatir la corrupción y el nepotismo de jueces y magistrados.

Desde su presentación, realizada en febrero con la presencia del ministro presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, y la presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Mónica Fernández, la reforma no ha avanzado y sigue sin fecha para discutirse, a pesar de los episodios en los que jueces han sido acusados de corrupción, como en el caso de la liberación de El Mochomo, líder de Guerrero Unidos; el asesinato del magistrado Uriel Villegas, en Colima; la resolución del caso notarías en Hidalgo, en donde se acusan sobornos a jueces federales; etc.

La iniciativa destaca que los jueces federales no siempre se conducen con la ética, profesionalismo, independencia e imparcialidad que deben observar en sus funciones y subraya que “Muchas veces sucumben ante intereses mezquinos’’.

Incluso agrega que los cargos que deberían ocuparse por méritos, se otorgan a familiares y amigos en un afán por exprimir los recursos públicos antes que servir a la justicia.

Para el senador y líder de Morena, Ricardo Monreal, la iniciativa podría retomarse hasta el próximo periodo ordinario de sesiones que inicia en septiembre, pero el senador perredista Miguel Ángel Mancera opina distinto al señalar que “urge legislar en la materia”.

La investigadora del Instituto Belisario Domínguez, Perla Carolina Gris Legorreta, destaca que un punto adicional que valorar, a partir de esta reforma, es que se promueva la institucionalización de mecanismos de evaluación diseñados específicamente para el Poder Judicial, considerando las ventajas y desventajas de que estos ejercicios sean realizados internamente o a través de una instancia fuera de esta esfera.

Morena en el Congreso ha creado nuevas leyes, entre ellas, la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República, Ley de la Guardia Nacional, Ley Nacional del Registro de Detenciones, Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza, Ley Nacional de Extinción de Dominio, Ley de Educación Naval, Ley de Amnistía. Pero le falta la joya de la corona: la reforma al Poder Judicial.

La reforma elaborada por el propio Poder Judicial, reconoce que el sistema de carrera judicial no ha sido exitoso para asegurar que quienes lleguen a ser juzgadores sean las personas más honestas y mejor preparadas. “Tampoco se ha podido desterrar la corrupción, sino que, por el contrario, la endogamia y el amiguismo han producido redes clientelares muy arraigadas, en las que se trafica con plazas, se intercambian favores o, peor aún, se pone precio a la justicia”.

Cuando Nuevo Gráfico le preguntó al senador Ricardo Monreal cuándo se discutirá la iniciativa, se limitó a decir que será el próximo periodo ordinario de sesiones o en el siguiente extraordinario, aunque reconoció que “sí urge” por lo que la van a impulsar.